Riesgo
Cardiovascular

¿Qué es el riesgo
cardiovascular?

El riesgo cardiovascular indica la probabilidad de desarrollar una enfermedad cardiovascular en el futuro. Este riesgo depende de diferentes factores:

Colesterol alto

Diabetes

Presión arterial alta

Frecuencia cardíaca elevada

Tabaquismo

Estrés

Sobrepeso u obesidad

Antecedentes familiares

¿Qué son las enfermedades
cardiovasculares?

Todas las patologías que afectan al corazón y/o a los vasos sanguíneos se definen en general como enfermedades cardiovasculares. Estas enfermedades producen daños en arterias y órganos como el cerebro, el corazón, los riñones y los ojos.

Son una de las principales causas de morbimortalidad mundial, pero pueden prevenirse con un estilo de vida saludable y tratamientos farmacológicos.

Las enfermedades cardiovasculares en Cataluña

Les enfermedades cardiovasculares en Cataluña son la principal causa de muerte entre las mujeres y la segunda causa entre los

hombres. En el conjunto de la población, la cardiopatía isquémica es la enfermedad que ha causado el número más alto de muertes.

Evolución del riesgo cardiovascular

La detección temprana de las enfermedades cardiovasculares, llevar un estilo de vida saludable y el cumplimiento del tratamiento recomendado por el médico previenen el aumento del riesgo cardiovascular.

El valor de la calculadora de riesgo cardiovascular indica la probabilidad de que una persona tenga un accidente cardiovascular en los próximos 10 años, en relación con sus características clínicas.

Las personas que han sufrido un evento vascular (cardíaco, cerebral y/o periférico) tienen un mayor riesgo de sufrir otro.

No hacer nada” no es una opción si queremos reducir el riesgo de sufrir otro evento.

Medidas complementarias para reducir el riesgo
cardiovascular

Seguir un estilo de vida saludable es fundamental para prevenir los eventos cardiovasculares, pero por si solo no disminuye el riesgo de sufrir otro nuevo evento.

Alimentación sana
y equilibrada

Prioriza frutas, verduras, legumbres y cereales integrales, evita grasas saturadas y grasas trans, y lleva una dieta baja en sal.

Ejercicio
físico regular

Al menos 30 minutos diarios casi todos los días de la semana.

Evitar tabaco
y alcohol

Disminuye el riesgo de sufrir un evento cardiovascular

Ritmo de sueño
suficiente y regular

Reduce y controla el estrés

* Beneficios avalados por la ciencia

¿Quieres seguir un estilo de vida saludable?
Te explicamos cómo

Hay diferentes tipos de tratamientos para reducir el riesgo cardiovascular.
El tratamiento prescrito puede variar según la fase en que se haya diagnosticado la enfermedad y su evolución. Dependiendo de las características del paciente el médico puede prescribir uno o más medicamentos a la vez.

Prevención primaria

Prevención primaria

Cuando el riesgo cardiovascular es muy elevado, superior al 10%, pero no ha sufrido ningún evento cardiovascular previo

Prevención secundaria

Prevención secundaria

Cuando se ha sufrido un evento cardiovascular previo